Considera tu viaje soñado como un propósito de año nuevo

viaje como propósito de año nuevo

Viajar es algo que siempre consideramos como un capricho. Una actividad de entretenimiento que cuesta su dinero y que por tanto se asocia a cierto lujo. Sin embargo, si lo piensas bien, no es así.

No voy a nombrar aquí los innumerables beneficios que tiene viajar (eso daría para otro post). Pero los tiene y se han demostrado científicamente incluso. De hecho, piénsalo un momento, ¿consideras también un capricho ir al masajista si te duele la espalda? ¿O ir al gimnasio si necesitas bajar de peso? Son actividades que te cuestan dinero pero que te ayudan a estar mejor, ¿verdad?

Pues viajar es lo mismo. Pero mucho más enriquecedor, vaya. 

Por eso tienes que darle a viajar la importancia que se merece e incluir tu próximo viaje en tu lista de propósitos de año nuevo. Porque será más fácil que se haga realidad.

En este post quiero que, además de que consideres tu siguiente viaje como propósito de año nuevo, lo puedas conseguir de verdad. Vamos a ver si puedo ayudarte.

La manera correcta de plantearse un propósito

Mucha gente que no cumple con sus propósitos lo hace porque no se los plante correctamente. Llevo bastantes años proponiéndome propósitos anuales y he aprendido qué condiciones deben cumplir para facilitar que sean un éxito. Son éstas:

  • Tiene que estar en tu mano: No sirve de nada plantearte “Que me toque la lotería” porque es algo que no depende de ti y por tanto no vas a poder hacer nada para ayudar a que se cumpla (bueno, sólo participar). Si lo que quieres es conseguir dinero podrías plantearte: “Aceptar todas las horas extra que me ofrezca hacer mi empresa”. Eso sí depende de ti.
  • Tiene que ser medible: Éste es otro error básico. “Comer más sano” no es un propósito bien planteado por ejemplo. Sería mejor que te plantearas: “Comer al menos 5 piezas de fruta o verdura al día”. Es algo que puedes contabilizar y darte cuenta si lo estás cumpliendo o no.
  • Tiene que ser alcanzable en 1 año: Para que te motive lo suficiente tendría que ser alcanzable en el próximo año. Si no lo es, trocéalo y plantéate solamente lo que veas factible alcanzar. “Conseguir el YCT Nivel 1 de chino” sería mucho mejor que plantearse solo “hablar chino”, ya que seguramente no puedas alcanzarlo en un solo año.

¿Entiendes por qué es importante que tus propósitos cumplan estos 3 puntos? Bien, pues vamos a ver ahora cómo tendrías que plantearte un viaje como propósito de año nuevo.

Cómo plantearte un viaje como propósito de año nuevo

Las 3 condiciones que hemos visto antes, a un viaje se adaptarían así:

  • Tienes que ser capaz de solucionar tú mismo los factores que te impiden irte de viaje ahora mismo. Identifícalos. Normalmente, el factor más común es la falta de dinero. Pero también pueden ser otros como la falta de tiempo, de salud, cuidar de los niños, etc.
  • Desglosa y mide los impedimentos que has identificado antes. Plantéate cuánto necesitas de cada uno de ellos, cuál es tu fecha límite y sobre todo cómo vas a conseguir superarlos. Enseguida te muestro un ejemplo y lo entenderás mejor.
  • Una vez tengas lo anterior todo claro verás si es factible o no conseguirlo en un año. Puede que el viaje que te estés planteando sea algo como “dar la vuelta al mundo” con lo que seguramente no vas a poder cumplirlo todo en sólo 12 meses. ¡Pero que eso no te desanimes! Lo único que tienes que hacer es plantearte llegar hasta donde te veas capaz. Si es “ahorrar x dinero” pues adelante, el año que viene más. Cumplir un sueño es siempre una carrera de fondo.

Un ejemplo de propósito viajero

Y ahora te voy a poner un ejemplo de propósito viajero. Imagina por un momento que sueñas con hacer un roadtrip recorriendo Italia de norte a sur. ¿De qué manera te deberías plantear ese viaje como un propósito para poder conseguirlo? Vamos a verlo:

  1. Identificas cuáles son tus impedimentos. Por ejemplo: 1) Falta de dinero, no tienes ahorros y 2) Falta de tiempo, sólo dispones de 2 semanas de vacaciones al año, ¿te daría tiempo?.
  2. Desglosas y mides cada impedimento.
    1. Falta de dinero:
      1. Calculas el presupuesto que necesitarás.
      2. Decides que fechas quieres (o puedes) hacer el viaje.
      3. Dado el total necesario y el tiempo disponible, obtén la cantidad de dinero extra que necesitarías al mes.
      4. Plantéate como conseguir ese dinero extra: ahorrando, aceptando algún trabajo extra, etc.
    2. Falta de tiempo:
      1. Calculas el tiempo que necesitarás.
      2. Si es más del que dispones piensas en distintas soluciones que puedas plantear en el trabajo:
        1. Pedir un permiso especial o excedencia laboral para el tiempo extra que necesitas.
        2. Repartir las horas de ese tiempo extra en los meses anteriores, una hora al día más por ejemplo.
        3. Restar esos días a las vacaciones del año siguiente.
      3. Proponerlo en el trabajo y llegar a un acuerdo con tu jefe.
  3. Por último, sólo tienes que plantearte si la solución a la que has llegado es factible. ¿Tienes que conseguir demasiado dinero mensual? ¿Tu jefe no ha aceptado repartir las horas que necesitas?

Como ves, desglosando, analizando y pensando sobre cada impedimento por separado hace que tengas un plan definido que seguir. Y esto hace más sencillo conseguirlo.

Ahora “sólo” tienes que cumplirlo

Por último tienes que ejecutar el plan. Lo más importante en esta etapa es tener siempre la motivación suficiente que no te haga decaer en ningún momento.

Para eso es bueno pensar con frecuencia en tu viaje. Puedes leer un libro inspirado en tu destino, tener un mapa del lugar siempre a vistas (en tu escritorio, colgado en la nevera, etc.), visualizarte allí, etc.

Pero lo que más me motiva a mí personalmente es empezar a planificar el viaje. Con tiempo. Con calma. Disfrutando del proceso. Y haciéndolo bien.

 

Si has llegado hasta aquí ya te habrás dado cuenta que cualquier viaje que imagines es posible. Y que ahora mismo es un gran momento para plantearte hacerlo realidad. Sólo depende de ti. ¡Hay que viajar más! ¡Adelante!

Ahora cuéntame, ¿te ha parecido útil este post? ¿vas a añadir tu próximo viaje a tu lista de propósitos de año nuevo?¿dónde sueñas ir?

¡Te espero en los comentarios!

Sandra Escobadia

Sandra Escobadia

Me llamo Sandra y me gusta ayudar a parejas que quieren viajar a Europa a hacer que todo salga perfecto. Para que sus viajes sean únicos, auténticos y llenos de experiencias memorables.
Sandra Escobadia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*