Dime cómo eres y te diré como viajas

tipos de viaje

A veces pienso que soy rara. “No diferente, digo rara”. Lo pienso porque me interesan temas que no conozco a nadie que le interesen. O porque me encuentro en situaciones donde soy incapaz de seguir los convenios sociales que al resto le son tan fáciles cumplir. A veces me siento… pues eso, rara.

Pero gracias a este maravilloso invento llamado Internet he podido darme cuenta que no estoy sola. Simplemente que no soy como la mayoría en ciertos aspectos. Hay más gente a la que le gusta madrugar. Que hace su propio pan en casa. Que ha leído libros sobre permacultura. O que disfruta como una niña con sólo planificar un viaje.

Y es que hay tantos tipos de persona como tipos de viaje. Sí, de viajes también.

Por eso te propongo un ejercicio. Voy a describir las distintas opciones que hay respecto a ciertos aspectos de un viaje. Tú solamente léelas e intenta clasificarte. Esto te ayudará a conocerte mejor y a plantearte cómo es tu viaje ideal.

Vamos allá.

La planificación: planificador / perezoso / espontáneo  / todo hecho

¿Planificas tú el viaje? Ésa es la pregunta que diferencia a los dos grandes grupos dentro de este punto.

Si sí lo haces hay dos sub grupos. Por una parte, puede que seas un planificador nato, lo tengas todo previsto y cuando llegues a tu destino casi te sepas las calles de memoria. O puede que esa fuese tu idea pero el tiempo se te haya echado encima y el día antes de marcharte aún sigas leyendo e investigando sobre tu destino en Internet.

Y luego, en la cara opuesta tenemos a quien prefiere viajar sin tener que preocuparse por nada. En ese caso, puede que te presentes en tu destino y lo explores de manera totalmente improvisada o tal vez contrates algún paquete de viajes en el que decidan por ti y tú solo te dejes llevar.

Aunque existe una tercera posibilidad y sea que te ‘aproveches’ de la planificación que ha hecho alguien con quien vas de viaje, ya sea tu pareja, un amigo, etc. Tampoco está mal esto.

El presupuesto: ahorrador / lujoso / precio medio

En cuanto a presupuesto yo diría que existen 3 niveles. Está el ahorrador, que lo que quiere es viajar con bajo presupuesto. En ese caso lo que sueles hacer es buscar chollos en Internet, asumir que vas a tener que sacrificar ciertas comodidades, calcular de antemano cuanto te vas a gastar, etc. Incluso puede que te ayudes de una hoja de cálculo para detallar tu presupuesto.

En el otro extremo estaría el que viaja sin escatimar en gastos. Lo suyo sería dormir en un buen hotel, seguramente desplazarse en transporte privado y comer en buenos restaurantes. Que la vida son 4 días y las vacaciones son para disfrutar.

Y por último tendríamos el término medio. Que no busca lujos pero no le importa darse algún capricho. Que no quiere compartir habitación para dormir pero sí desayunar en el apartamento que ha alquilado para ahorrarse unos euros. O que se mueve en autobús o metro pero quizás un día se vayan a cenar a ese bistró del que les han hablado tan bien.

El entorno: playa / rural / ciudad

Esto es cuestión de gustos y muchas veces hacemos lo que nos pide el cuerpo. Es posible que a ti lo que te guste sea descansar en una bonita playa. O hacer snorkel, paddel surf o kayak, vaya. Que playa no siempre playa tiene porqué significar relax.

O quizás tú seas un enamorado de la naturaleza. De las rutas de montaña, de conocer pueblos pequeños, de disfrutar de entornos rurales, etc. O al revés completamente. Puede que a ti lo que te guste sean las grandes urbes. Disfrutar de sus monumentos, museos, oferta de ocio, etc. Todo tiene su encanto, ¿no crees?

La acción: cultural / aventurero / tranquilo / fiestero

En cuanto al tipo de viaje hay bastantes variantes donde elegir, aunque yo diría que podrían dividirse en cuatro.

Por una parte estaría el caso de que tú lo que busques en un viaje sea ver cosas. Conocer lo más importante de tu destino. Me refiero a recorrer el lugar, visitar sus puntos de interés, entrar a museos, etc.

Por otro lado está quien busca aventuras. Experiencias diferentes. Una buena ruta de trekking en Francia, como el Tour del Mont Blanc, hacer puenting desde la famosa presa de Verzasca (Suiza) como hizo James Bond en una de sus películas o simplemente maravillarse con el espectáculo de las auroras boreales en la Laponia Sueca.

Aunque tampoco hace falta irse a lugares recónditos para ello (que puedes). Siempre puedes incluir en tu viaje experiencias tipo un paseo en globo, volar en un túnel de viento, etc.

Pero después están los viajes en el otro extremo: tranquilos. Ya bien pueden ser culturales o no. Me refiero por ejemplo a relajarse en un balneario o simplemente montarte un viaje slow. Ideal para volver con las pilas recargadas a tope.

Y por último tendríamos una cuarta modalidad que sería aquellos viajes que tienen como objetivo salir de fiesta y divertirse en un entorno nuevo. Que también está bien. Al final se trata de llevar nuestros gustos y nuestra manera de ser a nuestros viajes, ¿no?

La compañía: sólo / pareja / familia / amigos

La compañía con la que vayas a viajar también es una manera de clasificar un viaje. En cierta manera determinará cómo va a ser ese viaje. Puedes viajar sólo y a tu aire, en compañía de tu pareja, con la familia, bien con hijos o bien con padres y también puedes viajar con amigos.

Seguro que tienes una manera favorita de viajar. Pero puede que no sea la que más practiques. ¿Lo has pensado alguna vez? Hazlo, te lo recomiendo.

La maleta: minimalista / “porsiacasos” / despistado

El equipaje, qué gran dilema. Lo más común es pecar de más que de menos. Es decir, llevarte en la maleta más cosas de las que al final usas. “Porsiacasos” los llamo yo. Por si llueve, por si vamos a un sitio elegante, por si… Y en el otro extremo tenemos a los minimalistas. Los que llevan sólo la ropa necesaria, combinable y colocada estratégicamente. Con una maleta pequeña pueden recorrer el mundo.

Todos deberíamos de ser un poquito minimalistas, ¿no crees? La de tiempo en facturar maletas que nos ahorraríamos… Yo por mi parte aspiro a ser minimalista. Que considero que ya lo soy, pero más. Y por ejemplo, los mochileros deberían de ser todos minimalistas, aunque a veces ves a algunos que no lo parecen, la verdad.

Y luego he añadido una tercera opción que llamo despistados. Son aquellos que se hacen la maleta en un plis y después resulta que se dejan la mitad de cosas. ¡O las más importantes! Hugo una vez se dejó el abrigo en un viaje que hicimos a Praga ¡en febrero! En fin…

Los intereses: wikipedia / fotógrafo / gourmet / compras

Por último tendríamos la categoría de los intereses. Nombro cuatro opciones, que quizás serían las más típicas, pero podría haber muchas más. Y no son excluyentes tampoco.

Por una parte tenemos a los que se empapan de toda la información habida y por haber del destino y su mayor afición en el viaje es conocerlo todo. ¿Te suena? 

También tenemos al aficionado a la fotografía. Su interés radica en conseguir las mejores instantáneas según la luz, el momento del día, la cantidad de gente, etc. Es el reportero del viaje y le encanta.

Después también es bastante común el viajero de buen paladar. Que le gusta comer y probar platos diferentes. Es feliz en cualquier establecimiento que sirva comida y ya habrá investigado antes de viajar qué lugares o que platos quiere probar.

Y por último, otra afición bastante común es ir de compras. Y ya no sólo me refiero a comprar souvenirs, sino a moda, artesanía, productos locales, etc. Los anticuarios, las tiendas de moda de diseñadores locales, los mercadillos… Ésos son los lugares preferidos de los viajeros de esta categoría.

 

Y esto serían los distintos tipos de viajes/viajeros. ¿Has ido clasificándote a medida que lo leías? ¿Te identificas con tus respuestas?

Como habrás intuido hay patrones de respuestas muy identificables, por ejemplo playa, fiesta y amigos. O planificador, cultural y wikipedia. O ahorrador, sólo y minimalista (mochilero). Pero puede que no. Que tú te salgas del patrón. Y no pasa nada, eso está bien. En la variedad está el gusto. Existen infinitos tipo de viajes.

Lo importante es que seas consciente de ello y no viajes como la sociedad te dice que tienes que hacerlo. ¿Qué problema hay en viajar de manera aventurera con tu familia? ¿O siendo gourmet pero con bajo presupuesto? Pues ya verás tú como lo haces para encajar las piezas, ¿no? Para todo hay una solución.

Ahora cuéntame,¿te ha gustado este post?¿te has sentido identificado en estas categorías? ¿estás viajando tal y como tu querrías o como deberías de viajar?

¡Te espero en los comentarios!

Sandra Escobadia

Sandra Escobadia

Me llamo Sandra y me gusta ayudar a parejas que quieren viajar a Europa a hacer que todo salga perfecto. Para que sus viajes sean únicos, auténticos y llenos de experiencias memorables.
Sandra Escobadia

7 comentarios en “Dime cómo eres y te diré como viajas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*