Rincones imprescindibles si viajas a Europa en primavera

Europa en primavera

¿Cómo decirte esto sin parecer ñoña? La primavera es… ¡lo mejor del mundo mundial! Dejamos atrás el frío del invierno y tenemos a la vuelta de la esquina las jornadas de playa veraniegas. Hay más horas de sol y da la sensación de que nos han alargado el día. La naturaleza despierta de su letargo y es todo un espectáculo. ¿Qué más se puede pedir?

Vale, creo que no he conseguido explicártelo sin parecer ñoña.

En serio, para mí la primavera es la mejor época para vivir. Y por tanto también para viajar por Europa. Quizás con la excepción de los países más al norte donde su primavera equivale a lo que yo entiendo por un invierno aceptable.

Pero es que muchos rincones de Europa se visten de gala cuando llega la primavera. Estoy hablando de la naturaleza. De flores, bosques y fiestas. Digamos que son exposiciones itinerantes únicas. Sólo una vez al año. ¿No te gustaría tener el privilegio de ser espectador de esos eventos?

Si planeas un viaje a Europa por esas fechas (de finales de marzo a finales de junio) te recomiendo que te dejes caer por alguno de estos lugares (o todos) que se visten de fiesta para recibir a la primavera.

Ámsterdam

Holanda es el país de las flores (concretamente de los tulipanes) y si vas a estar por allí en primavera no te puedes perder el parque de Keukenhof. En primavera se convierte en la mayor exposición de tulipanes del mundo. Es de pago y está abierto sólo 8 semanas al año: desde que empieza la primavera hasta mediados de mayo. Si tienes oportunidad visítalo en mayo que es cuando está en todo su esplendor. Se encuentra a 36 kilómetros de Ámsterdam pero se puede llegar fácilmente en coche o autobús.

Por otra parte, también deberías visitar el Bloemenmarkt, el famoso Mercado de Flores flotante de Ámsterdam. Ahí podrás comprar uno de los souvenirs más especiales que te puedas llevar a tu casa: bulbos de tulipanes para plantar en tu jardín. ¿Es o no es un recuerdo bonito de tu viaje por Holanda?

Por último déjame decirte que los holandeses aman la primavera y por eso la festejan a lo grande. Una muestra de ello es el desfile floral, un trayecto de 42 kilómetros lleno de flores y carrozas increíbles que se realiza el  21 de abril. Y por supuesto, el Día del Rey, el 27 de abril, fiesta nacional en todo el país. Ese día todo el mundo se viste de naranja y sale a la calle a disfrutar de los festivales, mercadillos y actividades varias que se organizan.

¿Es o no es un buen lugar a visitar en primavera? 

Hallerbos, el bosque azul de Bélgica

Europa en primavera

Si te apetece estar más en contacto con la naturaleza, a sólo unos 20 kilómetros al sur de Bruselas, la capital de Bélgica, existe un lugar mágico. Un bosque que parece sacado de un cuento. Lleno de flores azules lavanda que cubren todo el bosque como si fuera un manto. Tiene unas 500 hectáreas (más de 75o campos de fútbol juntos) y, aunque sus árboles son jóvenes porque fueron destruidos durante la Primera Guerra Mundial, las flores llevan siglos en la zona.

Concretamente las flores son jacintos, también conocidas como campanillas. Y son un regalo tanto para la vista como para el olfato. Si tienes ocasión de verlo con tus propios ojos que sepas que la mejor época para visitarlo es a finales de abril o principios de mayo. Y si quieres disfrutar de un buen rato puedes hasta alquilar una bici para recorrerlo. Si te apetece alargar esa calma que se respira en aquella zona también puedes alojarte en el pueblecito que queda al lado llamado Halle. Un buen oasis de paz en tu viaje por Europa.

La Provenza

Visitar la Provenza siempre es una buena idea. Situada en el sudeste de Francia y bañada por el mar mediterráneo esta zona está repleta de campos de lavanda que son todo un espectáculo. Perfecto para recorrer sin prisas contemplando los paisajes, descubrir pueblos medievales donde parece haberse parado el tiempo y disfrutar de su auténtico y tranquilo estilo de vida.

Eso sí, si quieres visitar esta región, la primavera llega tarde aquí. La mejor época es a mediados de junio. Además, estos días son ideales porque puedes aprovechar para darte los primeros chapuzones en sus aguas cristalinas, lejos de la masificación veraniega que vendrá después.

Incluso existe definida la Ruta de la Lavanda, que está compuesta por distintos recorridos por la zona de la Provenza según la fecha de floración. Aquí puedes empezar a inspirarte si he conseguido hacerte ganas de recorrer este lugar tan espectacular en primavera.

La Toscana

La Toscana es buena para visitarla en cualquier época del año. Pero la primavera tiene algo especial. Durante esta época del año podrás ser el privilegiado espectador de los cambios de color de sus paisajes así como de la vida cotidiano de los toscanos, aún tranquilos antes de la llegada del verano.

Concretamente, el valle de Orcia es uno de los lugares más bellos de esa zona. Por eso precisamente fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Sus suaves colinas están cubiertas de prados con cipreses, olivos, viñedos, hayas y castaños que conviven todos juntos en compañía de caserones y casas rurales.

Pero además esta zona es mucho más que naturaleza. Recorrer sus ciudades, como Florencia y Siena, también tiene su encanto. Y poder disfrutar de sus grandes museos de manera tan tranquila realmente vale la pena.

Córdoba

La ciudad de Córdoba, en Andalucía, vive para la primavera. Concretamente para el mes de mayo. Es en ese mes cuando se concentran todas sus fiestas, siempre entorno a las flores o la primavera en sí.

Cada año, durante el mediodía del primer o segundo día de mayo, tiene lugar la Batalla de las Flores en Córdoba. En las calles más céntricas se celebra un desfile de carrozas decoradas con flores que lanzan claveles al público y el público las devuelve a modo de batalla de flores.

También en mayo se celebra la Feria de Córdoba en honor de Nuestra Señora de la Salud, patrona de la ciudad y en la que se dan cita caballistas, gitanas y flamencos de todas partes. Y por supuesto también está el famoso concurso de Los Patios de Córdoba que llena las calles de la ciudad de flores y color.

Es la forma que tiene Córdoba de dar la bienvenida a la primavera.

 

Bueno, y éstos son todos los lugares de los que te quería hablar. Espero que te hayan inspirado lo suficiente para guardar alguno en tu lista de viajes pendientes.

Ahora dime, ¿has estado en estos lugares durante la primavera? ¿te gustaría hacerlo? ¿quieres añadir algún otro? Déjame un comentario y cuéntamelo.

Sandra Escobadia

Sandra Escobadia

Me llamo Sandra y me gusta ayudar a parejas que quieren viajar a Europa a hacer que todo salga perfecto. Para que sus viajes sean únicos, auténticos y llenos de experiencias memorables.
Sandra Escobadia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*