Cómo no perderse viajando (si no quieres)

no perderse viajando

No conocer nuestro entorno nos hace estar alerta. Es un instinto que llevamos con nosotros desde hace miles de años. Se llama supervivencia. Cuando viajamos a un destino nuevo, todo nuestro cuerpo se pone en guardia. Pero si además de estar en un lugar que desconocemos perdemos el sentido de la orientación la sensación de alerta se vuelve mucho más intensa.

Imagínate que vas caminando por el centro de alguna ciudad europea. Vas observando los edificios, la gente, las tiendas… Hace rato que no miras el mapa pero cuando lo haces no te aclaras a orientarte. Te das cuenta que hay menos gente en las calles y que te has alejado de tu ruta. ¿Cómo vuelves a las calles principales? ¿Estarás muy lejos? ¿Será segura esta zona?

Vamos a ver cómo no perderse viajando.

Perderse no tiene porque ser malo

Hay una frase por ahí que dice algo así: “La vida es un 20% las cosas que nos pasan, y un 80% cómo nos las tomamos”. Y pienso que es verdad. No podemos evitar lo que nos ocurre, pero sí nuestra actitud al respecto.

Por eso, si nos encontramos perdidos en algún lugar que no conocemos hemos de verle la parte positiva.

Primero, lo normal es que te encuentres con calles “normales”, donde vive gente de verdad. De hecho, seguramente estarás viendo como realmente es el lugar, sin reclamos para el turismo. Segundo, te vas a evitar estar rodeado de tanta gente. A los que verás serán los locales que van o vienen de hacer la compra, de trabajar, etc.

Y por último, pueden ocurrir cosas buenas. De hecho, ocurren. Por experiencia te digo que las mejores anécdotas me han pasado cuando me he perdido. He conocido a gente amable, he descubierto lugares bonitos que no había visto en las guías. Hasta una vez me invitaron a comer.

Así que recuérdalo. Perderse no tiene porque ser malo.

La tecnología ayuda y mucho

Hoy en día, con la ayuda de la tecnología es difícil perderse. Al menos durante mucho rato.

Todos llevamos un GPS en el bolsillo (el móvil) y existen apps para orientarse en un mapa aunque no tengamos acceso a Internet. Afortunadamente el roaming desapareció a mediados del 2017, pero esto sólo te beneficia si eres de España.

En resumen, que cada vez es más complicado perderse. Pero aún así, puede ocurrir.

Lo que tienes que hacer si te pierdes

Lo más sencillo y que se lleva haciendo toda la vida es preguntar. A quien veas por la calle. Prepara tu mejor sonrisa y abórdale. Si no dominas el inglés o el idioma local usa estos trucos. Si la persona te ve necesitado seguro que te ayuda de buen grado.

Si no ves a nadie a quién preguntar, búscalo. Para un taxi, entra a una tienda… haz lo que sea. Es la mejor opción a la hora de recuperar el rumbo.

Pero el consejo más importante es éste: mantén la calma. Nunca es tan grave como parece. Si tuviésemos una mochila voladora con la que poder elevarnos por encima de los edificios veríamos donde estamos enseguida. Todo llegará… 

Y a partir de ahí, lo que tienes que hacer es usar tu ingenio. Créeme, se agudiza con la necesidad. Ahí va un truco por si te sirve: los números de las calles disminuyen a medida que se acercan al centro de la ciudad. Puede que saber esto te sirva para orientarte.

Piensa que no perderse viajando, aunque sea en alguna ocasión, es difícil. Nos ha pasado a todos. Todos esos viajeros que verás en tu viaje se han perdido alguna vez. Y todos han sabido salir del paso. Tú también.

 

Ahora cuéntame, ¿te has perdido alguna vez estando de viaje? ¿qué pasó y cómo te sentiste? ¿te han parecido útiles estos consejos?

Espero que sí. ¡Te espero en los comentarios!

Sandra Escobadia

Me llamo Sandra y me gusta ayudar a parejas que quieren viajar a Europa a hacer que todo salga perfecto. Para que sus viajes sean únicos, auténticos y llenos de experiencias memorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*